25 Consejos para lograr la independencia financiera - LIBROS gratis Digital

Quieres Tener Éxito Solo hay una forma - Edúcate - Leer es el camino
Descarga tu libro gratis en PDF Aqui
Por cada compra tendrás UN BONO DEL 100%
Para la próxima compra
COMPRA UNO Y TE REGALO UNO
Descargar
Vaya al Contenido
El Monje que vendio su ferrari -Robín S. Sharma
004 - El Monje que vendio su ferrari -Robín S. Sharma
1.00 $
Añadir
Piense y Hagase Rico - Napoleon Hill
026 - Piense-y-Hagase-Rico Por Napoleon Hill
Unas palabras del autor
En cada capítulo de este libro, que ha hecho fortunas para centenares de hombres extraordinariamente ricos a quienes he analizado de manera exhaustiva durante muchísimos años, se habla del secreto de cómo hacer dinero.
El secreto me lo señaló Andrew Carnegie, hace más de medio siglo. El viejo escocés, sagaz y encantador, me lo espetó sin miramientos cuando yo era un niño apenas. Luego se repantigó en la silla, con un destello de alegría en los ojos, y me miró detenidamente para ver si yo había comprendido todo el significado de lo que me acababa de decir.
Al ver que yo había captado la idea, me preguntó si estaría dispuesto a pasarme veinte años o más preparándome para ofrecérselo al mundo, a hombres y mujeres que, sin ese secreto, podían llevar una vida de fracasos. Le respondí que sí, y con la ayuda del señor Carnegie, he mantenido mi promesa.
1.00 $
Añadir
Disfruta de alojamiento bien equipado

Orlando Vacations Rooms
5245 W irlo bronson memorial hwy, 34746 kissimmee US
Visítanos Aquí
Orlando Vacations Rooms
5245 W irlo bronson memorial hwy, 34746 kissimmee US
Visítanos Aquí
En cada capítulo de este libro, que ha hecho fortunas para centenares de hombres extraordinariamente ricos a quienes he analizado de manera exhaustiva durante muchísimos años, se habla del secreto de cómo hacer dinero.
Piense y Hágase Rico
Escrito por  Napoleón Hill



$ 1,00
En cada capítulo de este libro, que ha hecho fortunas para centenares de hombres extraordinariamente ricos a quienes he analizado de manera exhaustiva durante muchísimos años, se habla del secreto de cómo hacer dinero.
El secreto me lo señaló Andrew Carnegie, hace más de medio siglo. El viejo escocés, sagaz y encantador, me lo espetó sin miramientos cuando yo era un niño apenas. Luego se repantigó en la silla, con un destello de alegría en los ojos, y me miró detenidamente para ver si yo había comprendido todo el significado de lo que me acababa de decir.
Al ver que yo había captado la idea, me preguntó si estaría dispuesto a pasarme veinte años o más preparándome para ofrecérselo al mundo, a hombres y mujeres que, sin ese secreto, podían llevar una vida de fracasos. Le respondí que sí, y con la ayuda del señor Carnegie, he mantenido mi promesa.
Dona tu libro Digital
Gracias por tu donativo
25 Consejos para lograr la independencia financiera

Si algo nos enseñó la última recesión económica, es que cada uno es responsable
de su propio bienestar financiero. Y además, puesto que la tasa de desempleo es
superior a lo que a todos nos gustaría, muchas personas llegaron a la conclusión de
que un empleo de 9 a 17 h. en una empresa no ofrece a su futuro más seguridad
que invertir en un plan de jubilación 401(k).
Hay muchas personas que ven al ámbito empresarial como el camino hacia la
verdadera seguridad financiera. Pese a que los riesgos son muchos, también son
muchas las recompensas. Por eso, si usted está pensando en dar el siguiente gran
paso en su vida o si ya depende de sí mismo, le ofrecemos 25 consejos que le
ayudarán a mejorar sus probabilidades de éxito.

1. Haga lo que le gusta. Si usted no siente pasión por su propio negocio, ¿quién la
sentirá? Sentir una gran devoción por lo que hace le ayudará durante esas largas
noches de trabajo, y el gran esfuerzo que realice pasará rapidamente y le traerá más
satisfacción y gozo que cualquier trabajo de 9 a 17 h.
2. Sueñe en grande. Establecer un negocio exitoso requiere un gran esfuerzo.
Pero hay un secreto muy poco conocido: seguramente se requiera tanto tiempo y
esfuerzo para establecer un negocio pequeño como uno grande. Permítase soñar
en grande.
3. Aplique sus puntos fuertes. Nadie es bueno en todo, y usted será mejor en algo
que otras personas. Identifique sus puntos fuertes y aprovéchelos.
4. Sea persistente… y flexible. A menudo, si usted no hace que las cosas se hagan
realidad, nadie lo hará. Sin embargo, a veces nos concentramos demasiado en
“nuestra solución” y, en el proceso, nos cerramos a posibilidades y oportunidades
mejores. Siga adelante, pero quítese la venda de los ojos.
5. Reúna al equipo correcto. Una de las decisiones empresariales más fundamentales
consiste en saber a quien permitirá incorporarse a su equipo. Aunque sienta la
tentación de contratar a un clon de sí mismo. Si sigua el Consejo N° 3, sabrá cuáles
son sus puntos débiles y contratará a la persona necesaria.
6. Cultive el talento. Una vez que haya incorporado a las personas correctas, comenzará
el verdadero trabajo. Conozca a su gente a fondo y no solo su currículum.
Ayude a su personal a fortalecerse. Ofrézcales los recursos, la autoridad y los medios
para lograr sus objetivos exitosamente, y actúe como mentor conforme a sus
necesidades.
7. Genere una cultura de responsabilidad. Al principio, usted solo tendrá que
responder a sí mismo. Así que aprenda a asumir y mantener sus compromisos. Si
aprende a hacerse responsable, usted podrá incorporar esta característica en el
ADN de su empresa.
8. Manténgase conectado a su producto. Si no tiene cuidado, el vacio entre usted
y su producto aumentará a medida que la empresa crece. Haga el esfuerzo consciente
de mantener su vínculo con el producto. Esto le proporcionará conocimientos
relevantes sobre el producto y los clientes, y le ayudará a distinguir las buenas ideas
de las malas.
9. Sepa distinguir transformación de transacción. Puede tratar la relación con los
clientes como algo perteneciente al ámbito de las transacciones (nosotros le damos
esto y usted nos da aquello) o puede generar relaciones transformativas en las que
usted complazca las necesidades del cliente en lugar de simplemente reaccionar
ante estas. Esto servirá para ganarse su lealtad. Y dicho esto…
10. Sepa cuándo despedir a sus clientes. No todos los clientes son iguales. A veces
lo que se obtiene en retorno no justifica el esfuerzo que se hace para mantener contento
a alguien. Aprenda a distinguir esto y manténgase dispuesto a dejar ir a esas
personas.
11. Equivóquese rápido y a menudo. Aprenda rápido de sus errores. Con frecuencia,
esto incluye admitir que se equivocó. Pese a que admitirlo es difícil, cuanto antes lo
haga y pase al Plan B (o al Plan C o D, llegado el caso), mas rápidamente descubrirá
qué es lo que funciona y que no. Y hoy en dia, la rapidez es importante.
12. No confunda perfeccionismo con estándares altos. Nadie estará más interesado
en su empresa que usted mismo. Querrá que todo vaya bien. No permita
que su búsqueda de algo ideal siembre confución y no le deje ver lo que ya es
suficiente. No saque al mercado productos que no sirven, pero tampoco retrase
el lanzamiento de su producto por buscar eternamente “un detalle más” que se le
haya escapado.
13. Entregue el liderazgo. No piense que toda decisión tiene que pasar por usted.
Cuando entregue el liderazgo a personas expertas en un área determinada, verá
que su poder aumentará a medida que esas personas encuentren la motivación
para presentarle las mejores y más brillantes ideas.
14. La ganacia a largo plazo siempre supera a las ganancias a corto plazo.
Cuando dé los primeros pasos con su empresa, siempre lo tentará la posibilidad
de aprovechar todas las situaciones que prometan un incrementorápido de dinero.
Sin embargo, si usted hace esto a costa de la sostenibilidad de su modelo empresarial,
en poco tiempo descubrirá que perdió la empresa.
15. Haga planes para todo. Planifique todo lo que hará, desde su visión en los proximos
5 años hasta lo que hará mañana entre las 9 a.m. y las 10 a.m. Tener un plan
le permitirá elegir la mejor opción entre lo que tenga planeado y lo que surja. Si
no hay un plan, terminará reaccionando a cada cosa que le pase por delante, sin
importar su valor.
16. Asuma la venta. Tal vez no tenga tanta confianza en su producto como debería.
Quizás dude si el cliente puede costearlo. O posiblemente no quiera parecer
agresivo. Simplemente asuma y pida la venta y luego deje de preguntar.
17. Establezca su propia red. Piense en quiénes serán necesarios para el éxito de
su empresa y vaya en busca de esas personas. Recuerde que una red de trabajo
debería proporcionar beneficios mutuos. Sepa lo que tendrá que ofrecer a cambio.
18. Promociónese a sí mismo. Si usted no lo hace, ¿quién lo hará?
19. Invierta en sí mismo. Cuando dedica todas sus energías a su empresa, es muy
frecuente que uno se olvide de su desarrollo personal. Pero si usted no invierte en
sí mismo, se estará aislando de las nuevas ideas, de las nuevas metodologías para
mejorar y de las oportunidades para crecer como persona. Si comienza a estancarse,
su empresa también se estancará en poco tiempo.
20. Conviértase en un experto. Las personas deberían pensar en usted cuando piensen
en [coloque aquí el nombre de su producto]. Identifíquese como experto en
esa área. Utilice los medios de comunicación sociales. Preséntese como invitado
en los programas matutinos de radio. Su pasión y conocimientos resplandecerán
como un faro, y las personas tomarán nota de lo que usted diga.
21. Diseñe un lugar de trabajo para alcanzar el éxito. Cuando uno disfruta de su
lugar de trabajo, quiere pasar el tiempo ahí. Cuando su medio ambiente le provoca
estrés, siempre encuentra otra cosa que hacer o se va tan pronto como puede.
Incluso si trabaja desde su casa, asegúrese de diseñar un área atrayente desde la
que lleva a cabo su trabajo. Si logra esto, su productividad y enfoque mejorarán.
22. Tómese un descanso. Este punto puede ser difícil de implementar, especialmente
cuando usted es la empresa. Pero aunque ese sea el caso, disponga de
tiempo para desconectarse del trabajo. Esto le ayudará a volver al trabajo con la
cabeza despejada y un enfoque renovado. Tómese un descanso aunque sea por
un par de horas.
23. Manténgase enfocado y no deje las cosas por terminar. Por lo general, los
empresarios son fuentes de energía creativa. Pese a que esto suele ser útil para
evitar que las cosas queden estáticas y ponerlas en marcha, también puede llevar
a un cementerio de buenas intenciones y proyectos inconclusos. Enfóquese en el
proyecto más inmediato y participe en él hasta su implementación, o encárgueselo
a alguien que lo pueda hacer.
24. Aumente sus habilidades. Ser un empresario lo obliga a cumplir varias funciones
distintas. Pese a que no es necesario que sea un experto en todo, debe contar
con un amplio abanico de conocimientos. Invertir en sus habilidades y aumentarlas
lo ayudará a ser un mejor líder, a tomar decisiones más informadas y a brindar
respaldo a los empleados.
25. Rompa las reglas. Ninguno de estos consejos está escrito en piedra. Si usted
se convirtió en empresario, es porque no quería que nadie le diga lo que tiene que
hacer. Aunque cada uno de estos consejos tiene su lugar, si todos siguieran las
reglas todo el tiempo no existirían las personas como Steve Jobs ni Robert Kiyosaki.

Y eso es todo. Veinticinco consejos para lograr la independencia financiera.
Tómelos e incorpórelos. Decida cuál es la mejor manera de aplicar cada uno de ellos en
su búsqueda del éxito empresarial. Descubrirá que comenzará a comprenderlos y
apreciarlos más y más con solo hacer algo muy simple: ¡usarlos! Vayan y concreten
grandes cosas.

12 Leyes de los Grandes Empresarios - Mauricio Chaves Mesen
011-12 Leyes de los Grandes Empresarios - Mauricio Chaves Mesen
1.00 $
Añadir
Piense y Hagase Rico - Napoleon Hill
026 - Piense-y-Hagase-Rico Por Napoleon Hill
Unas palabras del autor
En cada capítulo de este libro, que ha hecho fortunas para centenares de hombres extraordinariamente ricos a quienes he analizado de manera exhaustiva durante muchísimos años, se habla del secreto de cómo hacer dinero.
El secreto me lo señaló Andrew Carnegie, hace más de medio siglo. El viejo escocés, sagaz y encantador, me lo espetó sin miramientos cuando yo era un niño apenas. Luego se repantigó en la silla, con un destello de alegría en los ojos, y me miró detenidamente para ver si yo había comprendido todo el significado de lo que me acababa de decir.
Al ver que yo había captado la idea, me preguntó si estaría dispuesto a pasarme veinte años o más preparándome para ofrecérselo al mundo, a hombres y mujeres que, sin ese secreto, podían llevar una vida de fracasos. Le respondí que sí, y con la ayuda del señor Carnegie, he mantenido mi promesa.
1.00 $
Añadir
www.yonafar.com
Apoya nuestro proyecto con tu donación
Apoya nuestro proyecto con tu donación
leerlo el lo mejor qué puedes hacer
Regreso al contenido