inicio - LIBROS gratis Digital

Quieres Tener Éxito Solo hay una forma - Edúcate - Leer es el camino
Descarga tu libro gratis en PDF Aqui
Por cada compra tendrás UN BONO DEL 100%
Para la próxima compra
COMPRA UNO Y TE REGALO UNO
Descargar
Vaya al Contenido
Quieres triunfar en tu vida
Solo hay una forma Edúcate
Aquí te damos la oportunidad por tan solo 1$
Quieres triunfar y tener Éxito
Solo hay una forma Edúcate
Aquí te damos la oportunidad por tan solo 1$
Sistema TDC
Aprende a generar ingresos EXTRAS
desde la comodidad de casa y SIN EXPERIENCIAS
LA MEJOR OFERTA
MEJOR VENDIDO
Don Quijote de la Mancha Autor Miguel de Cervantes
Don Quijote de la Mancha Autor Miguel de Cervantes 471
Una de las más importantes obras literarias de todos los tiempos, reconocida por todas las generaciones es Don Quijote de la Mancha, la obra maestra escrita por Miguel de Cervantes, un dramaturgo español nacido en 1547 en Madrid, España. Fue novelista, poeta, dramaturgo y soldado español. Es considerado la figura más grande de la literatura española.

Don Quijote de la Mancha, publicada en 1605, trata la historia de Alonso Quijano, un caballero, es decir, un noble rico y de baja escala social, de unos cincuenta años, que vive en algún lugar de La Mancha a principios del siglo XVII. Su hobby es leer libros de caballería, donde se narran fantásticas aventuras de caballeros, princesas, magos y castillos encantados.

1.00 $
Añadir
Disfruta de alojamiento bien equipado

Orlando Vacations Rooms
5245 W irlo bronson memorial hwy, 34746 kissimmee US
Visítanos Aquí
Orlando Vacations Rooms
5245 W irlo bronson memorial hwy, 34746 kissimmee US
Visítanos Aquí
Sistema TDC


"Aprende a generar ingresos EXTRAS
Desde la comodidad de casa y SIN EXPERIENCIAS"



¿Quién te está vendiendo Sistema TDC?
Yonafar Cardenas

Este proyecto se sostiene con donativos voluntarios
Experimenta el honor y la alegría de dar SOLO cuando lo hagas
sabrás lo maravilloso que se siente el ayudar

Padre rico, padre pobre para jóvenes - Robert T. Kiyosaki
160-Padre rico, padre pobre para jóvenes - Robert T. Kiyosaki
He aquí el libro en pocas palabras. Considera estas páginas como “el
corto de una película”, la versión en cinco minutos de lo que estás a
punto de leer.
Introducción:
Tu trayecto a la independencia financiera comienza aquí.
Es posible que te preguntes: “¿Por qué debo leer un libro acerca del
dinero? Soy un adolescente, no tengo mucho dinero”. Si ése es el
caso, tú eres precisamente la persona con quien quiero hablar.
Mientras más pronto comiences a aprender acerca de dinero, más
fácil te resultará obtenerlo, y menos tendrás que preocuparte por él
cuando seas más viejo.
Primera parte:
El lenguaje del dinero.
En lo que se refiere al dinero, “¡Piensa más allá del billete!”
Necesitarás tener una disposición mental diferente a la que
probablemente recibiste al crecer en la escuela y el hogar. Esta
sección trata sobre la manera de aprender acerca del dinero. ¿Y
adivina qué? ¡Cualquiera puede hacerlo!
1.00 $
Añadir
4 PALABRA QUE CURAN - VIVI CERVERA
4 PALABRA QUE CURAN - VIVI CERVERA 587 paginas
INTRODUCCIÓN
S i alguien te dijera que existe una
secuencia de palabras con la cual
puedes curar tu cuerpo, tal vez pensarías
que se trata de una broma o que te está
engañando, porque para ti podría ser
difícil el hecho de obtener felicidad sólo
con pronunciar 4 hermosas palabras de
manera continua y admito que para mí
también lo sería. Lo que he escrito aquí
es una enseñanza tanto para ti como para
mí, porque mientras escribo, aprendo y
considero además que ha llegado el momento de que asimilemos ideas que
parecen nuevas, pero que realmente
tienen miles de años entre nosotros.
1.00 $
Añadir
Ideas Simples que te Harán Millonario - Juan Antonio Guerrero Cañongo.
036-Ideas Simples que te Harán Millonario - Juan Antonio Guerrero Cañongo (1)
1.00 $
Añadir
12 Leyes de los Grandes Empresarios - Mauricio Chaves Mesen
011-12 Leyes de los Grandes Empresarios - Mauricio Chaves Mesen
1.00 $
Añadir
ANALISIS TECNICO Y VELAS JAPONESAS - GREGORIO HERNANDEZ JIMENEZ
ANALISIS TECNICO Y VELAS JAPONESAS - GREGORIO HERNANDEZ JIMENEZ 240 paginas
Sobre el autor
Soy inversor en Bolsa a largo plazo autodidacta. Sigo la Bolsa desde que tengo uso de razón, gracias a
que mi padre me enseñó, siendo yo muy pequeño, qué eran las acciones, los dividendos, etc. Desde el
primer momento fue algo que me gustó mucho, y nunca he dejado de seguirla y de aprender cosas nuevas
sobre la Bolsa constantemente.
En el año 2007 creé la web www.invertirenbolsa.info, que está dedicada a la inversión en Bolsa,
fundamentalmente a largo plazo, y la gestión del patrimonio, la educación financiera, etc. La web está en
constante crecimiento, cuenta con un foro muy activo en el que pueden preguntarse todo tipo de dudas, y
constantemente añado nuevas funciones y herramientas.
Creo que hay muchas formas válidas de invertir en Bolsa, pero en mi opinión la inmensa mayoría de la
gente obtendrá los mejores resultados, tanto por rentabilidad como por seguridad, invirtiendo a largo
plazo en empresas sólidas, buscando la rentabilidad por dividendo. De forma que las rentas que obtenga
cada persona de su patrimonio vayan aumentando hasta que, con el tiempo, pueda vivir de ellas al llegar
a la jubilación, momento que en unas personas llegará antes y en otras después.
Pienso que para que una persona sea libre e independiente tiene que saber cómo gestionar su dinero para
alcanzar la independencia financiera en algún momento de su vida.
En Amazon y en www.invertirenbolsa.info encontrará los nuevos libros que vaya publicando en el futur

1.00 $
Añadir
Cuentos infantiles - Hans Christian Andersen
Cuentos infantiles - Hans Christian Andersen 352 páginas
Claus el Grande
y Claus el Chico
En un pueblo vivían dos hombres que tenían el mismo nombre. Ambos se llamaban Claus, pero
el uno tenía cuatro caballos y el otro no tenía más que uno; para distinguirlos, pues, se llamaba al
primero Claus el grande y al otro Claus el chico.
Veréis ahora lo que sucedió a los dos. Es una historia verdadera.
Durante la semana, Claus el chico tenía que labrar la tierra de Claus el grande y prestarle su único
caballo; en cambio Claus el grande le ayudaba con sus cuatro caballos, pero solo una vez a la
semana, los domingos. Y cómo Claus el chico hacía chasquear su látigo los domingos por encima
de los cinco caballos. Aquel día eran como suyos. El sol brillaba magníficamente. Las campanas
llamaban al pueblo a la iglesia; hombres y mujeres vestidos con sus mejores trajes, pasaban delante
de Claus el chico que labraba la tierra con aspecto alegre, haciendo chasquear su látigo y diciendo:
-¡Hala, caballos míos!
-No debes decir esto, -decía Claus el grande, porque tuyo no es más que uno.
-¡Hala, caballos míos!
-Por última vez, -le dijo Claus el grande, -no repitas más esas palabras. Si lo vuelves a decir le pego
tal golpe en la cabeza a tu caballo que le dejo muerto en el acto.
-No lo diré más, -repuso Claus el chico, pero en cuanto pasó más gente que le saludó amigablemente
con la cabeza, se puso tan contento y orgulloso de poder labrar su campo con cinco caballos que
hizo chasquear su látigo, gritando:
-¡Hala caballos míos!
1.00 $
Añadir
ESTRÉS ACADÉMICO EN LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
ESTRÉS ACADÉMICO EN LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS
El estrés una reacción que experimenta nuestro cuerpo con mucha frecuencia cuando
nuestros sentidos detectan una situación de tensión.
A menudo los estudiantes universitarios experimentan en su organismo situaciones que
podrían causar estrés y de no solucionarlo podría repercutir en nuestra vida de forma
negativa
Podríamos definir estrés académico como la tensión provocada por situaciones
agobiantes en ámbito educativo. El estrés se manifiesta en los estudiantes de diversos
modos. Depresión, agotamiento (BURNOUT), deterioro del rendimiento académico,
cinismo, deshonestidad académica, suicidio ( 3ª causa muerte en EEUU de jóvenes
entre 20 y 30 años)( Dyrbye LN, Thomas MT... 2006)
Principalmente el estrés universitario ha sido ligado a la transición del nivel pre -
universitario al mundo universitario ( Lu , 1994 ; Fisher ,1994 )de hecho , en algunos lugares
del mundo se han desarrollado programas preventivos (Pozo , 1996 ), pero la gran mayoría
serían programas interventivos ( Tinto, 1982 ; Feiner y cols.,1986)dirigidos a ayudar a los
estudiantes en ese periodo de transición de forma económica y fácil.
Diversos estudios muestran que el nivel de estrés disminuye a medida que van pasando
los meses en el ambiente universitario, por tanto se podría decir que los estudiantes de
nuevo ingreso en la vida universitaria son los que experimentan unos niveles más
significativos de estrés; estrés que va disminuyendo en gran medida con el paso de los
años.
Los estudiantes hacen uso de diversos mecanismos para hacer frente al estrés; estos
mecanismos podrían ser negativos como la evasión del problema, idealización de
situaciones, aislamiento social, autocrítica excesiva... etc o positivos como el
afrontamiento del problema, comunicación y manifestación de emociones. ( Dyrbye LN,
Thomas MT... 2006).
Nos podríamos preguntar: ¿ El estrés es siempre negativo?
Algunos experimentos han demostrado que cuando el estrés es moderado, el
rendimiento aumenta hasta alcanzar los niveles más altos. Finalmente, si el estrés es
muy intenso y prolongado el rendimiento disminuye ( Julián Melgosa )
1.00 $
Añadir
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 85 PAGINAS
AUTODISCIPLINA EN DIEZ DIAS - THEODORE BRYANT - 85 PAGINAS
Información Preliminar
Importante!
Siempre que y dondequiera que yo dirija talleres de autodisciplina, seminarios, o clases,
siempre oigo esta pregunta: ¿"realmente puedo mejorar mi autodisciplina en sólo diez
días?"
Mi respuesta es:
SI... SI... SI
Absolutamente. Positivamente. Definitivamente. ¡Realmente, experimentarás la mejora en un día! Tu
mejora será en proporción directa a como estrechamente sigues el programa de este libro. Un esfuerzo parcial
generará un resultado parcial.
Los ejercicios, consejos, y las técnicas contenidas en este libro vinieron de muchas y diversas fuentes
diferentes. Este libro contiene los métodos más rápidos y más fáciles actualmente disponibles para mejorar la
autodisciplina. ¿Notaste que no dije "los mejores métodos"? Los mejores métodos pueden tomar mucho
tiempo y toneladas de esfuerzo para entenderlos y emplearlos. En este libro encontrarás métodos que
funcionarán rápidos y sin dolor; usaremos un abordaje sencillo. Pero prometo que aprenderás más que tendrás
que mejorar tu autodisciplina inmediatamente. Para facilitar tu consumo y digestión de este material, cualquier
aspecto psicoterapeuta y su jerga han sido removidos. Entonces así conseguirás sólo los verdaderos
beneficios en una dosis poderosa y concentrada.
Confía en mí. El sistema en este libro te dará la perspicacia, técnicas, y consejos para mejorar
rápidamente tu habilidad de autodisciplina. Notarás que dije, "habilidad". Es porque mis experiencias
con miles de personas me han enseñado que la autodisciplina es simplemente una habilidad que
alguien puede aprender a usar. Nadie viene al mundo con ella. Y el mejoramiento de la
autodisciplina, como el mejoramiento de cualquier habilidad, es simplemente un asunto de educación
y práctica.
1.00 $
Añadir
Al faro Autor Virginia Woolf
Al faro Autor Virginia Woolf
Librodot Al Faro Virginia Woolf
si mañana, por supuesto, si hace bueno -dijo Mrs. Ramsay-. Pero
tendréis que levantaros con la alondra-agregó.
Estas palabras proporcionaron a su hijo una alegría extraordinaria,
como si la excursión fuera ya cosa hecha; como si toda la ilusión con la que había
aguardado este momento, que parecía haber tardado años y años, estuviese, tras la oscuridad
de la noche, tras un día de navegación, al alcance de la mano. Pero, puesto que, ya
a los seis años, era miembro de ese gran grupo que no consigue mantener en orden los
sentimientos, sino que consiente que las esperanzas futuras, con sus penas y alegrías,
empañen lo que sí que está al alcance de la mano, y puesto que, para quienes son así,
desde la más temprana infancia, cualquier movimiento de la rueda de las emociones
tiene el poder de hacer cristalizar y detener el momento sobre el que recae ya la pena, ya
la exaltación, James Ramsay, que, sentado en el suelo, recortaba estampas del catálogo
ilustrado del economato de la armada y el ejército, mientras su madre hablaba, adomó el
cromo del refrigerador con una bienaventuranza celestial. Rodeaba el dibujo un halo de
complacencia. La carretilla, la cortadora de césped, el sonido de los álamos, las hojas
que blanqueaban antes de la lluvia, el graznido de los grajos, los ruidos de las escobas,
el rumor de los vestidos: todo esto tenía en su mente color y forma tan propios que les
había dedicado un código personal, una lengua secreta; aunque él, por su parte, era la
viva imagen del rigor, de la más inflexible seriedad: frente despejada, apasionados ojos
azules, inmaculadamente inocentes y puros, ceño severo ante la fragilidad humana; todo
esto hacía pensar a su madre (mientras observaba cómo las tijeras seguían con cuidado
el contorno del refrigerador), en los estrados, en visiones de togas rojas y armiños'; o en
la responsabilidad de algún asunto a la vez delicado y de gran importancia, algo
relacionado con alguna grave crisis de los asuntos públicos.
-Pero no hará bueno -dijo su padre, parado ante la ventana del salón.
Si hubiera tenido a mano un hacha, un espetón, o cualquier otra arma con la que
hubiera podido atravesarle el pecho, y haberlo matado en aquel mismo momento, James
habría echado mano de ella. Tan desmesuradas eran las emociones que Mr. Ramsay
despertaba entre sus hijos con su sola presencia; ahí estaba: flaco como hoja de cuchillo,
cortante, con su sonrisa sarcástica; contento no sólo por el placer de aguar la fiesta a su
hijo, y de dejar en ridículo a su esposa, diez mil veces mejor que él en todos los sentidos
(creía James), sino por poder exhibir además cierta secreta vanidad por la precisión de
sus juicios. Decía la verdad. Siempre decía la verdad. No sabía mentir, nunca
desfiguraba la naturaleza de un hecho cierto, jamás modificaría una palabra, por desagradable
que fuera, para acomodarla a la conveniencia o el gusto de nadie; y menos
aún la modificaría para complacer a sus propios hijos, de su carne y sangre, quienes
debían saber desde la infancia que la vida es dificil, que con la realidad no se puede
jugar, que para el viaje hacia esa tierra de fábula en la que se extinguen nuestras más
ardientes esperanzas, donde naufragan nuestras frágiles barquillas en medio de las tinieblas
(aquí Mr. Ramsay se erguía, los ojillos azules se convertían en rendijas dirigidas
-S
1.00 $
Añadir
Almas muertas Autor Nikolai Gogol
Almas muertas Autor Nikolai Gogol
PRIMERA PARTE
Capítulo primero
Por el portón de una posada de la ciudad de N., capital de provincia, entró
una pequeña calesa de ballestas, bastante bonita, una de esas britzkas en las
que suelen desplazarse los solterones: tenientes coroneles retirados, capitanes
asistentes y terratenientes poseedores de un centenar de almas de campesinos;
en pocas palabras, todos ésos a los que se conoce como señores de medio pelo.
En la calesa viajaba un señor que, sin ser guapo, no tenía mal aspecto, ni
demasiado gordo ni demasiado flaco; no podía afirmarse que fuera viejo, pero
tampoco era lo que se dice joven. Su entrada en la ciudad no levantó el más
mínimo revuelo ni vino acompañada de nada en particular; sólo dos
campesinos rusos, apostados junto a la entrada de la taberna frente a la posada,
hicieron algunos comentarios relativos, por otra parte, más al carruaje que a su
ocupante.
—¡Mira! —dijo el primero—. ¡Fíjate qué rueda! ¿Qué te parece? ¿Llegaría
una rueda así a Moscú, si se diera el caso, o no?
—Llegaría —respondió el otro.
—Pero ¿y a Kazán? A mí me da que no…
—No, a Kazán no.
Y la conversación terminó ahí. Cabe añadir que, al llegar a la posada, la
calesa se cruzó con un joven que vestía pantalones blancos de fustán muy
ajustados y cortos, así como un frac pretendidamente a la moda del que
asomaba una pechera cerrada con un alfiler de bronce de Tula en forma de
pistola. El joven se volvió, miró el carruaje, se sujetó con la mano el gorro,
que el viento había estado a punto de arrebatarle, y prosiguió su camino.
Cuando el coche entró en el patio, el señor fue recibido por un criado o
mozo, como se los llama en este tipo de establecimientos en Rusia, un hombre
hasta tal punto vivaracho e inquieto que incluso resultaba imposible verle la
cara. Presto y solícito, acudió servilleta en mano, todo él larguirucho en una
levita de demi-coton cuya parte trasera le llegaba casi hasta la misma nuca. Se
sacudió la melena y condujo con agilidad al señor hacia arriba, a lo largo de
toda la galería de madera, a fin de mostrarle el aposento que Dios le concedía.
El aposento era de los que ya se sabe, pues la posada era también de las que ya
se sabe; es decir, ni más ni menos como las que se suelen encontrar en las
capitales de provincia, donde, por dos rublos al día, al viajero se le brinda una
apacible habitación con cucarachas que, como ciruelas pasas, emergen de
1.00 $
Añadir
Ana Karenina Autor León Tolstói
Ana Karenina Autor León Tolstói 865
PRIMERA PARTE
I
Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz
tiene un motivo especial para sentirse desgraciada.
En casa de los Oblonsky andaba todo trastrocado. La esposa acababa de
enterarse de que su marido mantenía relaciones con la institutriz francesa y se
había apresurado a declararle que no podía seguir viviendo con él.
Semejante situación duraba ya tres días y era tan dolorosa para los esposos
como para los demás miembros de la familia. Todos, incluso los criados,
sentían la íntima impresión de que aquella vida en común no tenía ya sentido y
que, incluso en una posada, se encuentran más unidos los huéspedes de lo que
ahora se sentían ellos entre sí.
La mujer no salía de sus habitaciones; el marido no comía en casa desde
hacía tres días; los niños corrían libremente de un lado a otro sin que nadie les
molestara. La institutriz inglesa había tenido una disputa con el ama de llaves
y escribió a una amiga suya pidiéndole que le buscase otra colocación; el
cocinero se había ido dos días antes, precisamente a la hora de comer; y el
cochero y la ayudante de cocina manifestaron que no querían continuar
prestando sus servicios allí y que sólo esperaban que les saldasen sus haberes
para irse.
El tercer día después de la escena tenida con su mujer, el príncipe Esteban
Arkadievich Oblonsky –Stiva, como le llamaban en sociedad–, al despertar a
su hora de costumbre, es decir, a las ocho de la mañana, se halló, no en el
dormitorio conyugal, sino en su despacho, tendido sobre el diván de cuero.
Volvió su cuerpo, lleno y bien cuidado, sobre los flexibles muelles del
diván, como si se dispusiera a dormir de nuevo, a la vez que abrazando el
almohadón apoyaba en él la mejilla.
De repente se incorporó, se sentó sobre el diván y abrió los ojos.
«¿Cómo era?», pensó, recordando su sueño. «¡A ver, a ver! Alabin daba
una comida en Darmstadt... Sonaba una música americana... El caso es que
Darmstadt estaba en América... ¡Eso es! Alabin daba un banquete, servido en
mesas de cristal... Y las mesas cantaban: "Il mio tesoro”...: Y si do era eso, era
algo más bonito todavía.
» Había también unos frascos, que luego resultaron ser mujeres...»
1.00 $
Añadir
Descubra Como CURARSE de Herpes Definitivamente- By Jorge Amell11
Gratis
Descubra Como CURARSE de Herpes Definitivamente- By Jorge Amell
Las claves y secretos para vivir completamente libre de Herpes.
0.00 $
Añadir
Quieres triunfa en tu vida
Solo hay una forma "Edúcate"
Aquí te damos la oportunidad por tan solo 1$  

El Arte De Cautivar - Guy Kawasaki
096-El Arte De Cautivar - Guy Kawasaki
«La dificultad no está en las nuevas ideas, sino en superar las antiguas que, para todos los
que hemos sido educados como la mayoría, se ramifican hacia cada rincón de nuestra
mente.»
John Maynard Keynes
Mi historia
En 1983, en un edificio de Bandley Drive de Cupertino, California, Mike Boich me
mostró un prelanzamiento de un prototipo Macintosh. En aquellos momentos, Boich
era el predicador del software del departamento Macintosh de Apple. Yo era un
humilde joyero que trabajaba sin descanso el oro y los diamantes para un pequeño
fabricante de joyería de las afueras de Los Ángeles. El Macintosh era un rumor, y el
único motivo por el que tuve la oportunidad de verlo tan pronto fue que Boich y yo
compartíamos habitación en la residencia universitaria.
En aquellos tiempos, el término «ordenador personal» era un oxímoron, porque la
mayoría de los ordenadores estaban en manos de las quinientas empresas de la lista
de la revista Fortune, de las universidades y de los gobiernos. Con mucha suerte, uno
podía tener un Apple IIe o un IBM PC. Tenían el texto en minúsculas y mayúsculas, y
navegabas por la pantalla con las teclas del cursor. En casi todo el mundo se seguían
utilizando las máquinas de escribir IBM Selectric, y los más afortunados tenían
acceso al modelo con cinta correctora incorporada.
Ver un Macintosh por primera vez fue el segundo momento más mágico de mi vida
(el primero fue cuando conocí a mi esposa). Mi introducción al Macintosh hizo que
se me cayera la venda de los ojos, me abrió el cielo y me hizo oír cantar a los
ángeles.
Volvamos
1.00 $
Añadir
La fuerza de la imaginación - Julio A. Millán Bojalil
La fuerza de la imaginación - Julio A. Millán Bojalil
Primer contacto con una nueva cosmovisión
Éxito es una palabra que se usa a la ligera. En lo personal, en el camino
para alcanzar un objetivo o cumplir un deseo, he asumido el
éxito como el resultado de enfrentar una serie de fracasos sin perder
el entusiasmo. Hay una frase muy similar que se atribuye a Winston
Churchill; hace mucho tiempo —tendría 18 años— la escuché o leí,
y me impactó tanto que desde entonces la asimilé y adopté. Coincidencia
y aprendizaje, esa frase tan certera me ha motivado; entender
de esa manera el éxito es más humano.
Algunas veces los logros parecen tan difusos que es preciso partir
de sucesos simbólicos para darles forma y sentido. Así lo experimenté
en 1987, cuando el gobierno japonés decidió condecorarme
con la Orden del Sol Naciente (en tercer grado, denominado Rayos
de Oro) por haber impulsado el desarrollo de las relaciones económicas
entre México y Japón.
1.00 $
Añadir
Vendedor Ninja - Josué Gadea
161-Vendedor Ninja - Josué Gadea
Las primeras palabras de este libro quiero que sean de agradecimiento. Agradecer a Cristina de Arozamena el hecho de querer escribir el prólogo para este libro. Hace ya unos años que conozco a Cristina y algo que admiro de ella es su generosidad, la capacidad para generar oportunidades y retar a otros a avanzar. Con Cristina vacié mi cabeza de cosas que hacían pesar mi mochila y que ya no usaba, con Cristina llené la mochila de nuevos pensamientos, con nuevos y más amplios puntos de vista. Cada ocasión que tenía, me retaba a dar un paso fuera de mi zona de confort y yo, cómo no, aceptaba de buena gana. Gracias Cristina porque tu ayuda, tu acompañamiento ha sido fundamental y clave. Y mirando hacia atrás y viendo las cosas con perspectiva puedo decir que ojalá todo el mundo pudiera cruzarse alguna vez en su vida con una Cristina de Arozamena. Gracias.
1.00 $
Añadir
6 motivos (científicos) por los que es bueno leer
Leer es divertido y fácil. Los libros educan, dan tema de conversación, proporcionan compañía y son baratos, incluso gratis, si recurres a una biblioteca o al proyecto Gutenberg. Pero además de todo eso, leer es bueno para tu cerebro. Te hace más listo, te relaja, incluso te ayuda a ser mejor persona. En serio. Pero eso no son motivos para leer. Sólo son efectos secundarios. Aquí van seis de ellos.

1. Una escuela de empatía. La lectura es tecnología para acceder a otros puntos de vista, como escribe Steven Pinker en Los ángeles que llevamos dentro. Leer nos permite acceder a “mundos que sólo pueden ser vistos a través de los ojos de un extranjero, de un explorador o de un historiador”, lo que puede llevarnos a que una norma que no nos cuestionamos (“así es como se hace”) pase a ser una observación explícita (“así es como nosotros lo hacemos”), susceptible de replantearse (“¿no podríamos hacerlo de otra forma?”).

Esto es especialmente válido para la ficción, que nos permite acceder a la forma en la que piensan y sienten personas muy diferentes. En opinión de Giovani Frazzetto, autor de Cómo sentimos, leer la historia de diferentes personas nos ayuda a comprender los sentimientos y pensamientos ajenos, sin que sea tan importante que esas personas sean reales o imaginarias.

Tal y como publicaba el New York Times, citando varios estudios, “hay un solapamiento sustancial en las redes del cerebro que se usan para entender historias y las redes usadas para interactuar con otros individuos, en particular, las interacciones en las que intentamos entender los pensamientos y sentimientos de los demás”. Y añade: “Los individuos que leen ficción a menudo parecen mejores a la hora de entender a otra gente, empatizar con ellos y ver el mundo desde su perspectiva”.

“Transferir la experiencia de leer ficción en situaciones del mundo real es un salto natural, según explica en The Guardian David Comer Kidd, coautor de un estudio que también relaciona lectura y empatía: “Usamos los mismos procesos psicológicos para entender la ficción y las situaciones reales. La ficción no es sólo un simulador de experiencias sociales, sino que es una experiencia social”.

2. Gimnasia cerebral. La lectura mantiene el cerebro en forma; de hecho, toda actividad mental estimulante, como el ajedrez o los crucigramas, ayuda a que nuestra mente aguante con salud durante décadas. Leer incluso podría ayudar a prevenir el alzheimer.

Durante la lectura hay “un incremento sustancial e inesperado en el flujo sanguíneo en el cerebro, más allá de las áreas responsables de la ‘función ejecutiva’, las normalmente asociadas con prestar atención a una tarea”, explica Natalie Phillips, responsable de una investigación que hizo resonancias magnéticas a gente que estaba leyendo. “Prestar atención a textos literarios requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas”. Eso sí, se trata de lectura atenta y reposada. Este tipo de lectura facilita el pensamiento analítico y crítico, tal y como recuerda Mayanne Wolf, y también nos ayuda a concentrarnos y a centrarnos en un tema y no en veinte a la vez.

3. Es muy positivo que la gimnasia comience lo antes posible. Según la neurocientífica Susan Greenfield, la lectura ayuda a ampliar la capacidad de atención de los niños, ya que “las historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final", es decir, "una estructura que empuja a nuestros cerebros a pensar de forma secuencial, y a enlazar causa, efecto y significado".

Comenzar a leer de niños (y hacerlo mucho) ayuda a desarrollar la comprensión lectora, a ampliar el vocabulario y está relacionado con un mayor conocimiento tanto académico como práctico en los siguientes años, según varios estudios de Anne E. Cunningham, de la Universidad de Berkeley, y Keith Stanovich, de la Universidad de Toronto.

Otro estudio del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati (Ohio) apunta que los niños de entre 3 y 5 años a quienes se lee cuentos también muestran mayor actividad cerebral en las imágenes de resonancia magnética. No sólo en las áreas que dan significado al lenguaje sino también en las que son importantes para la visualización, probablemente porque se imaginan la historia. El responsable del estudio recomienda leer cuentos a los niños con regularidad y además conversar con ellos sobre las historias.

Es positivo que esta actividad se mantenga también durante la adolescencia, ya que es una etapa en la que necesitamos una experiencia rica en emociones: las reacciones emocionales son más intensas y tenemos más capacidad de aprendizaje que de niños o de adultos. Además, la literatura ayuda a forjar nuestra identidad, ya que altera nuestras conexiones mentales y crea nuevas ideas y formas de pensar.

4. Relaja. Uno de los efectos positivos que tiene agarrar un libro y no soltarlo durante un buen rato es que es un buen ejercicio de relajación. De hecho, y según un estudio de la universidad de Sussex, leer relaja más que escuchar música, dar un paseo, tomarse una taza de té o los videojuegos.

Así, es normal que la lectura nos ayude a dormir. Siempre que no usemos un dispositivo retroiluminado, como una tablet.

5. No hay diferencia con los libros electrónicos. Casi. Los e-books son exactamente igual que los físicos. Excepto por el pequeño detalle de que no son físicos. Parece algo obvio y que no tiene importancia, ya que lo que leemos son las palabras y no el papel, pero tiene sus implicaciones, especialmente a la hora de estudiar: leer en un e-book es como leer de una página infinita y nos resulta más difícil recordar lo que hemos leído si no tenemos referentes como la posición del texto en la página o si estaba en la página izquierda o derecha, por ejemplo. Cuantas más asociaciones de este tipo podamos hacer, más fácil resultará memorizar un texto, tal y como recoge Time. Y por eso agradecemos que el lector de libros electrónicos nos dé toda la información que pueda, como el número de página o incluso el porcentaje leído. Nos ayuda a orientarnos.

Aparte de este detalle, no hay por qué tenerle manía al libro electrónico: sólo tardamos siete días en adaptarnos a su uso, como a cualquier otra tecnología.

6. Leer es sexy. Esta frase no es sólo una excusa para publicar fotos de gente guapa que tiene un libro entre las manos casi por casualidad. Tiene base científica: por un lado, leer aumenta la inteligencia, como explica en The Guardian Dan Hurley, autor de Smarter: The New Science of Building Brain. Leer incrementa nuestra capacidad de comprensión, de solucionar problemas y de detectar patrones. También mejora la inteligencia emocional (incluyendo la ya mencionada empatía). Por otro lado, la inteligencia es un atributo que deseamos en nuestras parejas. Según el psicólogo evolutivo Geoffrey Miller, autor de un estudio al respecto: “Rasgos como el lenguaje, el humor y la inteligencia han evolucionado en ambos sexos porque son sexualmente atractivos”.

En conclusión, leer es sexualmente atractivo. No sé qué más queréis.
www.yonafar.com
Apoya nuestro proyecto con tu donación
Apoya nuestro proyecto con tu donación
leerlo el lo mejor qué puedes hacer
Regreso al contenido